Blog hurom

¿Por qué beber leche de almendras y otras leches vegetales?

¿Por qué beber leche de almendras y otras leches vegetales?

En los últimos años, la popularidad de las leches vegetales ha crecido exponencialmente en todo el mundo. Aunque en principio se trataba de productos consumidos mayormente por personas con alguna alergia o intolerancia a los lácteos, hoy en día, debido a sus grandes beneficios a la salud, son la primera elección de muchas personas.

Una de las principales razones para consumir este tipo de bebidas, sigue siendo evitar sustancias a las que se tiene cierta sensibilidad o reacciones adversas. Sin embargo, la lactosa no es la única sustancia que se puede evitar al consumirlas. Las leches vegetales son libres de gluten y, dependiendo su ingrediente principal, también pueden contener menos colesterol.

Evitar o disminuir los alimentos de origen animal.

Una de las preguntas que los veganos siempre deben responder es si consumen lácteos o no. Por ello, esta alternativa es ideal para quienes llevan una dieta totalmente libre de alimentos de origen animal, pero no es la única razón para consumirlas. Quienes optan por una alimentación más balanceada y llevan una dieta que privilegia los alimentos que aportan mayor cantidad de nutrientes, también pueden aprovechar esta alternativa.

En primera instancia, las leches vegetales tienen un mayor contenido de fibra y, la mayoría, es baja en grasa y más fácil de digerir. Así que, también son una gran opción para procurar una buena digestión y complementar la alimentación.

Consumir alimentos más naturales

Entre las principales ventajas de las leches vegetales está que, a diferencia de la leche de vaca u otros animales, puede producirse fácilmente de forma casera. Aunque actualmente hay diferentes opciones de bebidas de este tipo en presentaciones comerciales, del mismo modo que se hace con la leche de origen animal, deben ser pasteurizadas, mezcladas con espesantes y otras sustancias que ayudan a extender su caducidad. Procesos de este tipo pueden convertirse en asesinos de nutrientes, reduciendo en gran medida los beneficios que se podrían obtener de la leche vegetal.

Elaborar leche vegetal de forma casera, puede ayudar a evitar esta pérdida del aporte nutrimental. Herramientas, como los extractores de prensado en frío, permiten mantener los nutrientes intactos durante el proceso de elaboración. Además, otra de las ventajas, a diferencia de la leche comercial, es que en este caso puedes saber a la perfección lo que contienen tus alimentos y reducir el consumo de químicos y conservadores.

Gran aporte nutrimental

Como mencionamos anteriormente, las leches vegetales son una gran fuente de fibra, pero dependiendo su principal ingrediente, también aportan otros nutrientes indispensables para nuestra salud.

Hoy en día existen varias opciones de leche vegetal; sin embargo, las 5 leches vegetales más consumidas son:

Leche de almendras

Es una de las alternativas que contiene más calcio, por lo que ayuda a la salud de los huesos y a prevenir la osteoporosis; además, regula el colesterol.

Leche de soya

Es rica en vitamina B, hierro y fibra. Además, es una de las mejores opciones para consumir proteínas vegetales completas en un solo alimento.

Leche de coco

Contiene altos niveles de vitamina (principalmente B, C y E), minerales, hierro, magnesio y fósforo. Protege el corazón y reduce el colesterol malo, además de ser una bebida baja en calorías.

Leche de avena

Sus principales beneficios son el fortalecimiento del sistema digestivo y reducción de la grasa corporal, ya que es rica en ácido fólico, aminoácidos, proteínas y minerales; además, no tiene colesterol.

Leche de arroz

Gracias a que es alta en magnesio, ácidos grasos poliinsaturados y fibra, facilita la digestión, limpia la sangre y depura los depósitos de grasa.

También recuerda seguirnos en todas nuestras redes (YouTubeFacebook, TikTok e Instagram) para que no te pierdas ninguna de las recetas y recomendaciones de especialistas que compartimos por esos medios.

Si tienes alguna duda, contáctanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *