Blog hurom

Hurom te ayuda a tener una piel radiante

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano y nuestro contacto directo con todo lo que nos rodea, por lo que es necesario protegerla. Estamos acostumbrados a considerar los factores externos que la afectan directamente (como el sol, la contaminación, etc.); sin embargo, cada arruga, pliegue, mancha, granito o rojez, también dice algo de nuestro estado de salud.

Como ya hemos hablado en blogs anteriores, para que nuestro organismo funcione de manera correcta, necesita un suministro específico de nutrientes diarios (si quieres saber más, consulta nuestro blog sobre alimentos esenciales). En nuestra piel podemos notar rápidamente si no estamos recibiendo la cantidad adecuada de nutrientes. Esto se debe a que su composición, estructura y funcionamiento, dependen de las enzimas, antioxidantes, vitaminas y proteínas que obtiene a través del torrente sanguíneo. De hecho, la relación entre el estado de la piel y la alimentación es tan estrecha, que hoy en día ya se hacen estudios más detallados de la forma en que la nutrición afecta a enfermedades cutáneas, como la psoriasis y el acné.

¿Cuáles son las funciones de nuestra piel y qué puede reflejar?

Además de ser una parte muy importante en nuestra carta de presentación, la piel tiene funciones cruciales para nuestro organismo. Las principales son: regular la temperatura corporal, eliminar toxinas y otros desechos del cuerpo. Aunque, a diferencia de lo que ocurre con otros órganos, la mala alimentación no interrumpe directamente las funciones de la piel, sí provoca cambios en su aspecto que además contribuyen a que se deteriore más rápido. Una mala alimentación puede verse como piel reseca, aparición de arrugas o manchas, etc.

Esos cambios, aparte de ser un problema estético, pueden ser el reflejo de enfermedades. En este punto es importante recordar también, que nuestra piel refleja tanto enfermedades cutáneas como internas. Si bien podemos notar el acné, síntomas de cáncer de piel, eccema, dermatitis, etc., la hepatitis, enfermedades autoinmunes e incluso algunas infecciones virales, también se reflejan en nuestra piel.

¿Qué podemos hacer para proteger la piel?

Afortunadamente, hoy en día es cada vez más normal protegernos del sol, usar bloqueador y tener una buena rutina de skin care. Sin embargo, son esfuerzos en vano si no cuidamos nuestra piel también desde dentro. Para ello es importante que seamos conscientes de qué nutrientes necesita una piel sana.

  • Hidratación: El agua es una parte importante de nuestra composición corporal, pero constantemente estamos perdiendo líquidos con muchas de nuestras funciones vitales. Hidratarse es necesario para la salud en general, pero para la piel es particularmente importante porque es crucial para que pueda regular nuestra temperatura. Además, una buena hidratación también facilita la regeneración cutánea.
  • Proteína: Estos nutrientes son esenciales para la formación y regeneración de los tejidos. Por eso, cuando hay una deficiencia proteica, la piel se nota más envejecida y frágil. Recuerda que también es importante elegir proteínas de calidad y, de acuerdo con la OMS, consumir 70% de proteína vegetal (legumbres y productos derivados de ellas, como el tofu) y 30% de proteína animal (carnes magras y lácteos).
  • Antioxidantes: Como su nombre lo indica, los antioxidantes combaten el proceso natural de oxidación, ayudándonos a tener una piel sana por más tiempo. Podemos obtenerlo de alimentos que contienen licopeno, luteína, betacaroteno y selenio, pero la fuente más común son los alimentos con vitaminas A, C, E y complejo B.
  • Grasas: Entre los muchos beneficios de las grasas insaturadas está su aportación a la salud de la piel. Al igual que las proteínas, este tipo de grasas ayudan a darle estructura y a mantenerla hidratada. El omega 6 es el ácido graso más benéfico para la piel y puedes encontrarlo en semillas, frutos secos, cereales integrales y la carne de algunas aves (pollo y pavo).

Jugos para una piel radiante

Si aún no estás segura de qué alimentos debes incluir en tu dieta para cuidar tu piel, te recomendamos comenzar con estos dos jugos prensados en frío para mejorar el aspecto y la salud de la piel. Al prepararlos en tu Hurom obtendrás todos los beneficios de estas recetas de jugos naturales.

Shot antioxidante

1 manzana
4 zanahorias
4 ramitas de apio

Jugo hidratante

1 taza de kiwi
1 pepino
1 limón
Hojas de menta

Recuerda que puedes encontrar más recetas como esta en nuestro canal de YouTube y en nuestras redes sociales Facebook e Instagram.

Si tienes alguna duda, contáctanos.

Back to list

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.